La Mujer en Blanco y Negro

Considerada como la Coco Chanel en la decoración, Andrée Christine Aynard (1925-2013), cerró sus ojos a negro en una mañana blanca, sus dos colores, aquellos que le impulsaron al éxito.

andrée-Putman-fume-redimVia

Más conocida como Andrée Putman, nace en una familia de clase alta en Lyon. Creció en París, se educó en el Conservatorio Nacional ya que su madre, Louise Saint-René, le ruega aprender a tocar el piano.

Trabajó para Elle y L’Oeil (prestigiosa revista de arte), donde conoce a artistas y personajes con gran talento.

A finales de 1950 se casa con Jacques Putman, crítico de arte, coleccionista y escritor. En 1958 Andrée colaboraba con la cadena de tiendas Prisunic como directora de Diseño Interior, donde su lema era: “Diseñar cosas bellas para nada”. En 1968, comienza a trabajar en la industria de la moda, en Créateurs & Industriels fundada por Grumbach. A finales de 1970, va a la quiebra y Andrée Putman se divorcia a la edad de 53 años. Animada por su amigo Michel Guy, comienza su verdadera carrera, la que conseguirá hacerla famosa desde Hong Kong hasta Nueva York.

Gracias a los neoyorkinos y la reforma del Hotel Morgans (1984), se ganó el éxito y se convirtió en un icono del glamour francés. En este proyecto, consigue rehabilitar un hotel de alto nivel con un pequeño presupuesto. Reafirma su forma, consigue un icono de la época y la firma de su estilo, la combinación de blanco y negro.

http-::www.novoceram.com: Via

Entre sus trabajos más conocidos está la decoración del avión Concorde y de hoteles de lujo de todo el mundo.

http-::www.pixelcreation.fr:

Via

Creaba espacios, sencillos no impresionantes, serenos pero no gélidos, bastante tentadores pero sin ser opulentos, intensamente encantadores. Se definía con tres palabras “elegancia, sencillez y refinamiento” las cuales, le servían para dar el toque de estilo y distinción a todos sus proyectos.

Nunca se cansó de inventar, descubrió a muchos de los más grandes del diseño y de la moda. Siempre vestía de negro porque decía ser “la oveja negra de todas las ovejas negras”.

Amaba la imperfección, el inconsciente, los sueños, lo inquietante y sobretodo odiaba el control.

Se la puede considerar “Juana de Arco” del diseño, ya que tuvo temperamento, heroísmo, sutileza… Rigor, clase y extravagancia era el aspecto que mostraba, siempre se veía como una conquistadora, en busca de nuevos lugares. Un estilo actual para la época buscando ser eterno.

Boutique Guerlain Champs-Élysées, Paris 2005Diseño de la Boutique Guerlain en los Campos Elíseos (París) Via

Creaba ambientes cálidos con una combinación de épocas, espacio, luz, materiales y una paleta de colores bastante restringida (blanco, negro, beige, gris, y alguna vez azul Klein).

http-::www.designbuild-network.com:Via

Simplemente maravilloso, Andrée Putman, nos ha dejado un gran legado en el mundo del diseño.